Saltar al contenido
ūü•á EXPERTOS EN COACHING EN COLOMBIAūü•á

Ansiedad ¬ŅC√≥mo Controlarla?

Hoy te quiero hablar sobre algo que me pas√≥ cuando viv√≠ estas crisis de ansiedad y ataques de p√°nico, entre en un estado de mucha verg√ľenza porque cre√≠a que era la √ļnica que ten√≠a ansiedad y pasaba por estas cosas, me acuerdo que me costaba mucho en el colegio y le dec√≠a a mi mam√°: ‚ÄúMami yo soy una ni√Īa muy extra√Īa, muy rara‚ÄĚ porque ning√ļn otro ni√Īo llora sin as√≠, ni vive esto que me est√° pasando.

Eso hizo que me guardara esto para m√≠, creo que las primeras crisis si las mostraba mucho en mi casa, mis pap√°s se daban cuenta y ellos sufr√≠an mucho porque eran los que ten√≠an que lidiar con todo esto y no sab√≠an qu√© hacer conmigo. Entonces cuando fui creciendo, me fui dando cuenta que era la √ļnica que ten√≠a esto y estaba en un espacio de mucha verg√ľenza social, comenc√© a quedarme sola y mis crisis cuando era un poco m√°s adolescente a los 16 a√Īos no se las contaban a nadie y eso segu√≠a alimentando mi ansiedad porque no ten√≠a con qui√©n conversarlo, ni a quien dec√≠rselo o como exteriorizarlo.

Hoy te quiero contar acerca de la emoción que más nos relaja, nos genera seguridad en la vida y es la emoción de la ternura. Para vivir en estados de ansiedad nosotros por lo general, estamos inmersos en lugares de peligro, ambientes donde nos sentimos atacados, sentimos que cualquier cosa nos puede pasar porque de pronto hay muchas peleas, mucho movimiento que genera estrés y cuando empezamos a habitar lugares en los que encontramos ternura podemos lograr que la ansiedad baje.

Calma la ansiedad con ternura

La ternura es la emoci√≥n con la que nosotros bajamos m√°s los latidos del coraz√≥n es la que nos predispone a estar con el otro, nos predispone a cuidar y a sentirnos cuidados, nos predispone siempre a querer abrazar a estar contenidos, y desde la ternura podemos encontrar ese espacio en el que la ansiedad cada vez sea menos porque bajamos todos nuestros niveles de alerta. En un espacio tierno nada puede pasar, esta es una emoci√≥n que para los padres es muy importante ponerla en sus hijos; un beb√© que nace en un ambiente tierno es un ni√Īo que nace seguro porque esas necesidades de afecto, sentirse amados quedan totalmente cubiertas y en adelante puede ir un poco m√°s a lograr otras cosas que se quieren la vida, pero su base tiene muchos tintes de seguridad.

En mi caso habitar la ternura siempre estuvo muy presente, sin embargo, me la llevé hacia el lado de la debilidad. Entonces lo que quiero mostrar es como todo en la medida que no lo explicamos de una forma sana, nos genera unos espacios que nos abren muchas posibilidades en la vida; si me explico la ternura desde un lugar de seguridad me va abrir muchas posibilidades en el mundo, para mí el extremo de ternura y cuidado de mis padres se me funcionó un poco hacia el lado de la debilidad.

Todas las emociones tienen su luz y su sombra, saber que podía habitar fácilmente ese espacio de ternura me llevo a darme cuenta del observador que estaba siendo en el mundo, entendí como la ternura tenía que ir a habitarla en lugar de seguridad. Eso fue lo que hice, a través de mi experiencia y uno de los de lo que de los pasos que seguí para hacerme cargo de la ansiedad fue regresar a estos espacios tiernos y seguros sintiéndome contenida, atraída, dando y recibiendo, y sintiendo que no tenía que hacer tanto para que los demás me quisieran. No tenía que ver con la complacencia, tenía que ver con un vínculo hacia el otro por medio de una emoción tan sana y tan bonita como lo es la ternura.

Ansiedad: ¬ŅC√≥mo recuperar la Confianza?

Hoy te quiero hablar acerca de la confianza, esto es un espacio donde todas las relaciones humanas habitan y nosotros no nos podemos imaginar una relaci√≥n sana con alguien si no habita el espacio de la confianza. La confianza normalmente estamos muy acostumbrados a que se puede da√Īar f√°cil; nosotros confiamos plenamente en alguien, pero ante el primer error que cometa y fractur√© un poco esta confianza le decimos no conf√≠o en esta persona.

Nosotros partimos de decir que nacemos con la confianza simple, es la que está y habita simplemente por el hecho de existir, hacemos y decimos confío en todo, los bebés confían en que siempre van a estar alimentados y todo se va a poder sufrir simplemente por el hecho de existir. Sin embargo, empezamos a crecer y nos damos cuenta que no podemos confiar en todo y se puede quebrantar un poco la confianza por el hecho que mis padres me prometieron llevarme por un helado y no me llevan.

¬ŅC√≥mo recuperar la confianza en el otro?

Es ahí cuando me doy cuenta que hay promesas que no se cumplen, no siempre en la vida puedo confiar en todo el mundo y así pasa en muchos niveles; cuando nosotros habitamos en un espacio de mucha desconfianza comenzamos a estar en alerta. La desconfianza genera muchos picos de alerta porque quiere decir que todo el tiempo estoy en peligro, no puedo confiar en que las promesas se cumplen y además si estoy en un ambiente laboral y pido que alguien más haga algo por mí, si habito un espacio de desconfianza voy a sentir que si no estoy todo el tiempo atento o si no hago yo el trabajo nadie más lo va a hacer.

Entonces se empieza a alimentar el estrés que al final se puede convertir en una crisis de ansiedad, y para hacernos cargo de esto comenzamos a nutrir un poco más la confianza. Es por eso que te quiero contar porque nosotros muchas veces creemos que la confianza no se puede reparar, que nosotros no tenemos responsabilidad en la confianza y lo que he aprendido a través de esto de mirarme, de ver que me pase y que hasta con mis relaciones tienen que ver con que sí puedo volver a confiar por medio de conversaciones que puedan nutrir y reparar los espacios en los que empecé a desconfiar.

Lo otro que nos pasa con las cosas confianza en los demás es que si alguien en un dominio de su vida, puede ser el dominio familiar, laboral y académico. De pronto hizo algo que me hizo dejar de confiar en esa persona, creo que va a ser igual en todos los dominios de la vida y eso empieza alimentar nuestra desconfianza porque creemos que no podemos confiar en nadie.

Nutre y repara la confianza

Entonces la confianza no solamente se debe nutrir, sino que adem√°s se debe reparar para que la ansiedad empiece un poco bajar y si hay alguien en que no conf√≠o tanto como puedo ir a tener conversaciones con esa persona desde el coraz√≥n y desde mi ser, decirle me parece que esto est√° pasando entre nosotros dos, ¬Ņc√≥mo podemos hacer para poder volver a confiar? y de esa forma podemos ir reparando nuestras relaciones.

Después de repararlas viene el nutrir, cómo podemos ir generando y seguir en esas conversaciones que nutran la confianza. Cuando nosotros habitamos espacios de desconfianza todo el tiempo estamos en alerta, cuando nosotros habitamos espacios de confianza absoluta siempre estamos relajados porque sabemos que todo al final va a suceder, todas las promesas se van a cumplir y todo lo que pido en la vida va estar.

Natalia Duque

¬ŅPor qu√© darle importancia a la ansiedad?

En muchas ocasiones puede que sintamos la ansiedad como un enemigo de todo lo que nos rodea, pero al final este sentir no es algo realmente negativo, ya que esto hace parte de nuestras emociones y es natural sentirlo en cualquier suceso que consideremos peligroso o nos resulte difícil manejar en nuestras vidas.

En este texto vamos a hablar abiertamente sobre el porqué la ansiedad es de vital importancia para todos y como poder identificarla.

¬ŅQu√© es la ansiedad?

Es un estado mental en el que experimentas una gran inquietud, una intensa excitaci√≥n, una extrema inseguridad y sobre todo, no sabes que te pasa realmente y a menudo sin ning√ļn motivo justificado.

Como bien se dijo, la ansiedad es una emoci√≥n que todos en alg√ļn momento experimentaremos:

  • Muchas personas consiguen superar actividades las cuales no son capaces de realizar sin la adrenalina que genera la ansiedad.
  • La ansiedad tambi√©n logra en ocasiones que las personas logren concentrarse en un examen y obtener buenos resultados

pero si en tu caso, estás experimentando todo lo contrario, estás apreciando cambios físicos y/o mentales, que ocasionan un actuar incorrecto, tanto para ti como para los que te rodean y si a la vez, te dan con mucha frecuencia, estaríamos hablando de trastornos de ansiedad.

¬ŅQu√© es un trastorno de ansiedad?

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida. Sin embargo, si ya estas experimentando este trastorno de ansiedad, sientes con frecuencia preocupación excesiva, miedos intensos y presentimientos negativos como si algo fuera suceder en tu día a día.

Si tienes con frecuencia ansiedad, puedes alcanzar un grado máximo y que esta se transforme en Ataques de Pánico, en donde sientes que estás perdiendo el control, que vas a morir o va a pasar algo muy grave y es posible, que sientas palpitaciones (taquicardia), sensación de falta de aire, mareo, sudoración, escalofrío, hormigueo en manos o pies, sensación de peligro permanente.

Estos ataques de ansiedad nunca van a poner en peligro tu vida, pero si deteriora tu salud emocional, es por esto que es importante que consultes a tiempo para aprender a manejar estos estados de miedo y pavor, para así, no permitir que este tipo de situaciones alteren tu autoestima.

La ansiedad y el p√°nico es m√°s com√ļn de lo que crees, pues seg√ļn un estudio realizado
por la OMS (Organización Mundial de la Salud) 264 millones de personas en el
mundo sufren de este tipo de trastorno, afectando m√°s a las mujeres con un (5.1%)
y a los hombres (3.6%), por lo cual es de vital importancia trabajarlo,
para evitar que cada vez se aumente esta población.

¬ŅA los j√≥venes y ni√Īos los afectan este tipo de trastornos?

En el caso de los ni√Īos sucede, pero con un nivel mucho menor, al ser personas que a√ļn no tienen preocupaciones importantes, no es muy frecuente, mas s√≠ puede afectarles cuando suceden a su alrededor situaciones como la ruptura o el divorcio de sus padres, maltrato por parte de sus progenitores, bullying en el colegio, la muerte de un ser querido, el cambio de casa. Cambios que impacten fuertemente su vida.

La sociedad que persuade a la juventud, ha sido el detonante para que el porcentaje de los que sufren de este tipo de trastornos, aumenten de una manera preocupante, pues seg√ļn un estudio realizado por el Consejo General de la Psicolog√≠a de Espa√Īa, afirma que los trastornos de ansiedad en los j√≥venes menores a los 17 a√Īos, aument√≥ del 3.5% a un 4.1%.

Hay factores por los cuales esto ha ocurrido de esta manera:

  • Las altas expectativas por alcanzar el √©xito.

¬ŅT√ļ como adolescente has experimentado s√≠ntomas como sudoraci√≥n, temblores, nerviosismo, debilidad o cansancio, aumento del ritmo cardiaco, entre otros? Si tu respuesta fue ‚Äús√≠‚ÄĚ, esto se debe a situaciones en las cuales te sientes presionado, por ejemplo: por tus padres en la parte acad√©mica, por la sociedad misma, por las metas a alcanzar en el futuro, entre otras.

Tambi√©n es cierto que los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, eso no tiene nada de malo, el problema ocurre cuando los padres o el mismo entorno presiona al joven a cumplir las metas cada vez m√°s deprisa, por lo cual se sienten abrumados por tanto compromisos que tienen, por eso decimos que hay que ser realistas, que es un paso a paso, ense√Īarles que todo es un proceso para poder culminar de manera adecuada.

Est√° el ejemplo de los resultados lanzados por un estudio que realiz√≥ ‚ÄúInvestigaci√≥n de la Educaci√≥n Superior‚ÄĚ en donde se les pregunta a los matriculados del primer a√Īo, si se sienten abrumados por la cantidad de actividades, el 41% respondi√≥ que ‚ÄúS√≠‚ÄĚ, cuando este porcentaje en el a√Īo 2000 era del 28% y en el a√Īo 1985 del 18%.

  • Un mundo que parece atemorizante y amenazador.

Este va ligado fuertemente con el punto anterior, ya que cuando cada uno de los jóvenes está intentando llegar a la meta de manera más rápida, no interesa por encima de quien se tenga que pasar, solo llegar, en ese punto, el mundo que rodea a los jóvenes se vuelve aterrador, por la cantidad de competencia y el crecimiento del individualismo.

  • Las redes sociales.

Los j√≥venes del hoy est√°n en gran parte del tiempo conectados constantemente a las redes sociales, siguiendo e imitando los diferentes movimientos que se encuentran en estas, por lo cual no es de extra√Īar que su forma de actuar sea similar a la de esos personajes. Se complica mucho cuando los j√≥venes comienzan a comparar sus vidas con lo que ven en las redes y al notar que no se encuentran a este " nivel ", su nivel de ansiedad aumenta.

¬ŅHay varios tipos de trastornos o solamente uno?

Claro que sí, hay una gran variedad de estos, de los cuales, algunos los nombraremos aquí para que puedas identificar cual te puede estar ocurriendo:

  • Fobias.

Si eres una persona que le tiene un miedo intenso a alguna cosa o situación específica, como por ejemplo, el ver sangre, tener pavor a las alturas, también puede ser el miedo a algunos animales, entre otros, si este miedo es persistente, es porque seguramente eres alguien que sufre de este tipo de trastorno.

  • Trastorno de ansiedad generalizada.

Este tipo de personas sufren demasiado, pues su preocupación es excesiva. La mayoría de las personas se inquieta por temas como son la economía en la casa, por la familia, el trabajo, el estudio, etc.

Las personas que sufren de este trastorno se preocupan tanto, que esta preocupaci√≥n por lo general viene acompa√Īada de otros s√≠ntomas, f√≠sicos, por ejemplo, tensi√≥n muscular, problemas para dormir, no poder concentrarse, con mucha fatiga y dem√°s.

  • Trastorno de estr√©s postraum√°tico.

Este ocurre cuando alguno de nosotros pasa por alg√ļn episodio dif√≠cil de miedo intenso, a estar bajo amenaza la mayor√≠a del tiempo, por ejemplo, los ex combatientes de la guerra, en donde la persona que experimente este tipo de sucesos, queda con secuelas, que le impiden disfrutar como lo hac√≠a antes, se convierten m√°s agresivas en algunos casos, evitan en la medida de lo posible, alg√ļn evento que les pueda recordar dicha situaci√≥n.

Los síntomas más visibles de este trastorno es que se reviva la situación difícil en el día y por otra parte, en las noches tengan muchas pesadillas las cuales les impida dormir adecuadamente.

Otros síntomas de la ansiedad

Los s√≠ntomas que generalmente acompa√Īan a los trastornos de ansiedad, pueden ser:

  • El tener pensamientos ansiosos y dif√≠ciles de controlar, los cuales no desaparecen y pueden empeorar con el tiempo,
  • Tu cuerpo te ayuda a saber cu√°ndo te suceden estos casos y hay que saber escucharlo, como cuando tu coraz√≥n late m√°s r√°pido de lo normal sin tener explicaci√≥n alguna del porqu√©,
  • Molestias tambi√©n que no sabes porqu√© ocurren, mareos, falta de aire y por √ļltimo y no menos importante, cambios de comportamiento repentinos.

Estos son algunos de los casos que se pueden presentar al momento de sentir la ansiedad y más importante, trastornos de ansiedad, que, en cualquiera de los casos, lo ideal como tarea principal es buscar ayuda profesional, la cual tenga la capacidad de ayudarte a superar esta situación difícil.

Hoy te quiero contar como nosotros podemos ser responsables de lo que nos pasa por nuestra ansiedad y hacernos cargo de lo que nos pasa de una forma muy consciente, por eso quiero hablarte de algo que en coaching ontológico se llama transparencia: la transparencia es eso que se nos convierte en hábito, cómo se nos va la vida sin pensarla mucho y sin ser muy reflexivos.

¬ŅQu√© son los h√°bitos?

Esto parte mucho de lo que nos pasa por las ma√Īanas cuando nos levantamos, tenemos un h√°bito antes de levantarnos, despu√©s desayunamos, nos ba√Īamos, salimos en el carro de trabajo y eso son cosas que son transparentes en nuestra vida son h√°bitos que simplemente pasan que hacemos diariamente y que no existe ninguna reflexi√≥n acerca de esto. Cuando se rompe y pasa algo inesperado se llama un quiebre, puede pasar que vamos a hacer el trabajo, se pincha la llanta y desde ese momento ocurre un quiebre; algo que nos saca la transparencia y que pone a pensar: ¬ŅA ver qu√© hago con esto?, ¬ŅC√≥mo lo puedo solucionar?

Los quiebres en la vida ocurren todo el tiempo, pues siempre estamos pasando por quiebre e incluso a veces ni siquiera somos conscientes de que ocurren. Estos quiebres nos ense√Īan c√≥mo podemos hacernos cargo de la vida, nuestra habilidad para hacernos cargo de los quiebres tiene que ver tambi√©n con nuestra maestr√≠a de vivir.

¬ŅQu√© pasa con la ansiedad cuando tenemos un quiebre?

Lo que nos pasa con la ansiedad es que cuando ocurren quiebres en la vida entramos en un espacio de desesperaci√≥n como: ¬°No s√© qu√© hacer!, ¬ŅAhora qu√©?, ¬ŅEntro una alerta? y por lo general, las personas ansiosas nos paralizamos. Es tanto el miedo cuando ocurre un quiebre, cuando algo se sale de lo normal que entramos en tensi√≥n, simplemente nos paralizamos y lo que hacemos es totalmente lo contrario, no nos hacemos cargo y no tenemos la responsabilidad de ver qu√© hacer con eso que est√° pasando.

Los quiebres: problemas o posibilidades

Los quiebres podemos verlos a veces como problemas o como oportunidades, lo que pasa es que cuando lo vemos de esa forma son cosas que dejamos afuera. Pero cuando los quiebres realmente los hacemos parte de nosotros y de nuestro ser, los vemos como aprendizajes se nos abren posibilidades en el mundo o nos cierran posibilidades en el mundo y tiene mucho que ver con los juicios que nosotros hacemos de ese quiebre.

Se puede ver el quiebre de mi carro ‚Äúse da√Īa‚ÄĚ como: todo se acab√≥, no voy a poder entrar al trabajo, no hay nada que hacer o lo puedo ver como una oportunidad para hacer un alto en el camino para aprender a pedir ayuda, encontrarme con una persona nueva y hacer nuevas amistades, cualquier cosa puede pasar a trav√©s de un quiebre.

Pero depende de cómo lo tome en la vida, sea como una oportunidad de ampliar mis disponibilidades o cerrarlas, tiene mucho que ver con la persona que estoy siendo. En la medida en que seamos responsables de los quiebres, podamos ver los quiebres como oportunidades para abrir nuestras posibilidades en el mundo y para adquirir mucho más aprendizaje, no los vamos a ver como problemas, ni como espacios para que aumentan nuestros niveles de ansiedad, sino que simplemente los vamos a poder seguir tomando como insumos para alimentar el ser. En la medida en que los quiebres los puedas ver desde un lugar de responsabilidad y puedas lograr esas acciones en la vida que alimentan tu ser para hacerte cargo, tus niveles de ansiedad van a poder bajar.

Natalia Duque

¬ŅQu√© es la Alegr√≠a?

La alegr√≠a es una emoci√≥n que el cuerpo puede soportar constantemente, se puede interpretar como un estado relajado y es una emoci√≥n central que nos invita a celebrar, a la gratitud y estar en paz desde el lugar en el que nos encontremos. Es una emoci√≥n en donde nuestras palpitaciones y nuestro cuerpo est√° relajado, lo que ha pasado en nuestro mundo actual es que poco a poco hemos ido perdiendo la alegr√≠a desde el lugar de estar, valorar las peque√Īas cosas que desde el siempre hecho de existir podr√≠amos estar habitando la alegr√≠a, pero se nos ha perdido porque existen muchos est√≠mulos que nos dicen que tenemos que estar es en picos de alegr√≠a gigantes.

¬ŅQu√© es la Excitaci√≥n?

Entonces todo el tiempo deber√≠amos querer estar celebrando felices y es cuando aparece la excitaci√≥n, un mundo que va perdiendo la alegr√≠a y no es suficiente para generar una sensaci√≥n agradable comienza a aparecer lo que llamamos excitaci√≥n. Esta puede lograrse a trav√©s del alcohol, las drogas, sensaciones extremas, fiestas o algo que nos diga: ‚Äúahora si estoy alegre‚ÄĚ

Si no siento el pico gigante de una sensaci√≥n diferente, es como si no sent√≠a alegr√≠a y lo que nos pasa con esto es que cuando nosotros sentimos pico de excitaci√≥n realmente si estamos habitando un espacio que decimos buen√≠simo, me siento s√ļper bien, pero los picos no son sostenibles porque estos generan tensi√≥n y mucha ansiedad en el cuerpo.

En alg√ļn momento el cuerpo va a tener que regresar a su estado anterior y lo que pasa es que no regresa al punto inicial, sino que se va un poco m√°s abajo y es cuando aparece la depresi√≥n despu√©s de un pico muy grande de excitaci√≥n, y despu√©s lo que queremos para salir de esa depresi√≥n ir hacia un pico m√°s alto y se convierte en un c√≠rculo vicioso donde cada vez el ser humano necesita un poco m√°s de excitaci√≥n para sentirse alegre y salir de esa depresi√≥n.

¬ŅQu√© emoci√≥n est√°s sintiendo?

Estos son espacios que van alimentando nuestra ansiedad porque los picos generan mucho estrés y finalmente todo se puede desatar en ataques de pánico, lo ideal es que revises muy bien si estás viviendo en espacios de alegría que son lugares que nos invitan a la celebración desde un lugar mucho más tranquilo, auténtico y mucho más humano. O si por lo contrario estás buscando es la alegría a través de picos de excitación, lo cual puede estar generando mucha ansiedad.

Natalia Duque

 

Hoy te quiero contar acerca de una emoci√≥n que conocemos la rabia y como esta puede alimentar o liberar la ansiedad. La rabia es una emoci√≥n que para nosotros socialmente ha sido mal vista, nuestros pap√°s seguramente nos han dicho no haga eso con rabia, la rabia es mala, no act√ļes as√≠ y lo que pasa con esta emoci√≥n es que lo que nos genera es castigar al otro, ir a hacerle da√Īo porque hay algo y existe un juicio detr√°s de esto que dice eso que est√° pasando en este momento es injusto.

¬ŅQu√© es la rabia?

Entonces queremos ir hacer da√Īo de alguna forma, tenemos que esta es la reconstrucci√≥n de la emoci√≥n de la rabia y se relaciona con la ansiedad porque es una emoci√≥n que genera mucha tensi√≥n a nivel de nuestro cuerpo, nosotros tenemos emociones que tienden a relajarnos y alejarnos del mundo como lo pueden ser la tristeza, pero tenemos emociones que nos hacen ir hacia el otro. Adem√°s, es una emoci√≥n que nos hace acercarnos al otro, pero adem√°s con un cuerpo bien tenso y la respiraci√≥n de la rabia tiende a ser muy cortita, lo que hace que podamos hiperventilar.

Cuando hiperventilamos se suben mucho nuestros niveles de ansiedad porque sentimos que el aire definitivamente no fluye, no entra y se puede desencadenar en un ataque de pánico. Entonces a nivel de la forma como reaccionamos con la rabia en la vida es una emoción que puede cargarnos mucho de ansiedad. Sin embargo, la luz que encontré a través de mi experiencia con la ansiedad es que la rabia me permitió poner límites, nosotros vemos esta emoción desde la escucha y el juicio detrás de la rabia es hay algo que está ocurriendo en el entorno que es injusto para mí; si puedo ir a escuchar esa injusticia y mirarla encuentro el centro de lo que es realmente importante en la vida y puedo empezar a poner límites.

La rabia puede alimentar o aliviar la ansiedad

Lo bueno de la rabia es que como es una emoci√≥n que trae tanta energ√≠a, me permite pararme ante el otro desde un lugar de dignidad y decirle hasta aqu√≠, la energ√≠a de la rabia me permite decir que no. Tambi√©n me permite ir a tratar de tener buenas relaciones con el otro, sin tener que ir a da√Īarlo en la medida en la que reconozca c√≥mo puedo abrir posibilidades al tener la escucha de mi ser.

Si te lo pongo desde lo que me pasó, mi vida estaba muy puesta en pedazos porque finalmente no sabía ni que quería ni que no porque no me permitía la rabia. Cuando me lo permití pude escuchar, pude poner límites en la vida límites y desde ahí es que la rabia puede generar un espacio en el que la ansiedad disminuya porque estamos en una vida donde dejamos que todo el mundo pase por encima, no importa lo que digan, lo que hagan, voy para acá y para allá; al final terminamos sin saber quiénes somos ni que queremos en la vida.

Eso genera mucho descontrol de la vida y lo que hace es que estemos alerta, porque al final ni sabemos qué va a pasar. No sabemos que queremos, estas dos distinciones como la rabia a través del actuar con tanta energía y con tanta tensión puede generar un exceso de esa emoción que puede llevar a un ataque de pánico, pero desde el lugar sano de la escucha de la rabia y desde la actuar de una emoción que construya buenas relaciones podemos hacer todo lo contrario, bajar los niveles de ansiedad como me pasó a mí.

Natalia Duque

Hoy te quiero hablar de un tema que a muchos nos ha pasado y que por mi experiencia no nos es muy f√°cil hablar:

Ataques de p√°nico y crisis de ansiedad

Desde muy peque√Īita, m√°s o menos a mis 8 a√Īos comenc√© a vivir con la ansiedad y grande me di cuenta que no era la √ļnica que viv√≠a con este tipo de cosas. Te quiero contar mi historia para que la conozcas y para que aprendas un poco c√≥mo he podido ir haci√©ndome cargo de las cosas que me pasan, a los ocho a√Īos por cosas de la vida en alg√ļn momento me dio un ataque de p√°nico; era una ni√Īa que pronto me sent√≠a fr√°gil, muy cuidada por mis pap√°s y creo que eso hizo que sintiera que no pod√≠a hacer cargo de la vida y en mis pensamientos empezaron a aparecer cosas como de que mi familia se podr√≠a morir, que podr√≠a pasar un accidente o cualquier cosa pod√≠a suceder.

Esos pensamientos siendo todav√≠a muy peque√Īita empezaron a generar estr√©s, cuando es sano puede ser bueno porque nos permite estar preparados para las situaciones de estr√©s en la vida, pero cuando nosotros comenzamos a acumular mucho estr√©s llega un momento de la curva en que no le damos descanso a nuestra mente, ni a nuestro cuerpo y acumulamos tanta tensi√≥n que en alg√ļn momento puede aparecer un ataque de ansiedad.

As√≠ me la pas√© en el primer ataque de ansiedad me pas√≥ a los 8 a√Īos, fueron unos meses donde el psicoanalista me salv√≥, pero lo que me ocurri√≥ es que no sab√≠a c√≥mo me sacaba de las crisis de ansiedad, simplemente iba me sacaba la crisis, pero despu√©s algo pasaba en mi vida y regresa as√≠ me la pas√© m√°s o menos hasta los 16 a√Īos cuando me empec√© a dar cuenta que ten√≠a que hacer algo, no era sostenible estar yendo tanto tiempo donde el del psicoanalista y empec√© sola a decir: ¬ŅC√≥mo hago para vivir con esto? porque hab√≠a dejado de vivir muchas cosas, dejado ir a paseos con mis amigos, en el colegio la gente ni se da cuenta si estaba o no porque trataba de estar en lugares seguros y mi explicaci√≥n en la cabeza era que algo horrible podr√≠a pasar y se me convirti√≥ como en la c√°rcel mis propios pensamientos.

Vivir con miedo y ansiedad

Lo que empecé a hacer fue a vivir con miedo, creo que ese fue mi primer mecanismo de defensa y encontré una emoción que no estaba presente en mí que es la valentía, fui muy valiente para comenzar a hacer mi vida a pesar del miedo. Entonces volví a salir a la calle, empecé a hacer planes y tener vida social, pero era fingiendo que todo estaba bien y eso se convirtió en un espacio difícil de vivir.

Vivir siempre con ansiedad y un poco temblorosa hacía que por más valiente que fuera aumentar un poco más la ansiedad porque era estar ansiosa y querer hacer todo lo que lo que hace una persona que no está pasando por esto. Se me seguía convirtiendo en algo que no iba a ser muy sostenible en el tiempo, empecé a explorar qué más había porque digamos que adoro y todo lo que pasó en el momento que hice tanto el psicoanálisis me sirvió mucho, pero no entendía cómo eso estaba pasando por mi cuerpo para hacerme cargo.

Fue cuando apareci√≥ la pr√°ctica de yoga, aprend√≠ a respirar a m√≠ lo que me pasaba en las crisis de ansiedad era que no pod√≠a respirar y todo el tiempo me estaba ahogando, me di cuenta que todo lo que estaba pasando por mi cabeza hac√≠a que solamente llevara el aire hasta cierta parte no m√°s, comenzaba a hiperventilar y no pod√≠a poner un motor en mi cuerpo. A trav√©s de la pr√°ctica de yoga empec√© a darme cuenta que me pod√≠a hacer cargo y le pod√≠a mandar otra informaci√≥n a mi cabeza que me dijera ‚Äúest√° todo bien‚ÄĚ y a bajar todos esos espacios de alerta que aparecen todo el tiempo.

Yoga: Respiración consciente

El yoga comenz√≥ a conectarme con mi cuerpo desde un lugar donde pod√≠a manejarlo para liberar tensi√≥n, esa curva ansiedad que manten√≠a tan arriba empezaba cada vez a bajar un poco m√°s porque a mi cuerpo le estaba dando se√Īales de tranquilidad. Empec√© a manejar mis pensamientos mucho mejor, ser muy consciente de todo lo que hac√≠a y comenzar a evitar el aqu√≠ y el ahora, parece ser una cosa extra√Īa y dif√≠cil porque te dicen: ‚ÄúUbiques en el aqu√≠ y el ahora‚ÄĚ lo cual es muy dif√≠cil, pero entend√≠ que todo requiere mucha paciencia. Llevaba muchos a√Īos de mi vida aprendiendo a ser ansiosa, poniendo m√°s bloquecitos encima de la ansiedad por lo que irlos quitando se iba a tomar su tiempo, pero ten√≠a que ser muy consciente de eso.

Entonces tener mucha conciencia a cualquier cosa que hac√≠a, si estaba en ese momento estudiando y mi mente estaba en eso, si me estaba ba√Īando mi mente pensaba en eso totalmente. El ser conscientes de nuestros los pensamientos, habitar el aqu√≠ y el ahora, activar los sentidos hizo que ese estado de alerta en la que viv√≠a, lo pod√≠a ir desvaneciendo de alguna manera en el futuro.

Coaching ontológico

Lo otro que llegó a mi vida fue el coaching ontológico con el que pude entender que estar metiendo muchos pensamientos en mi cabeza no me servían y lo que estaba haciendo era dejando mi ser afuera, no estaba entrando en lo que quería hacer. No hacerme cargo de mi vida a través de la ansiedad, la había dejado en manos de los demás y como no me podía hacer cargo de mi vida permitía que los demás me dijeran que hacer, y desde el que los demás me digan qué hacer estaba como repartida en pedacitos alrededor de la gente y de lo que decían, la sociedad y lo que yo debía ser.

Entonces el coaching ontol√≥gico tiene que ver con todo el estudio del ser y me ayudo empezar a mirar por dentro: ¬ŅQui√©n era yo?, ¬ŅQu√© quer√≠a? ¬ŅHacia d√≥nde quer√≠a ir? ¬ŅQu√© tipo de relaciones quer√≠a tener? y comenzar a dejar de ser v√≠ctima porque me convert√≠ en una v√≠ctima de la vida, mis relaciones de pareja ten√≠an que ver mucho desde vivirlos y a trav√©s de esta pr√°ctica con las herramientas que me dio coaching ontol√≥gico, pude empezar a poner conversaciones importantes y hacer esos ajustes en mi vida que me permitieron integrarme, aprender a decirle que no a mucha gente y generar conflictos que antes eran imposibles para m√≠, pero lo que hice fue generar una coherencia entre el cuerpo, el lenguaje y la emoci√≥n que estaban habitando en m√≠ para juntarme con una sola persona.

Ese lugar donde mi ser estaba yendo fue el que me permitió poder hacerme cargo de mis decisiones y mis crisis de ansiedad empezaron a desaparecer esas crisis tan agudas, pero desde un lugar mucho más consciente y me di cuenta de qué forma puede hacerme cargo en el momento que aparece porque no es que haya desaparecido del todo y que nunca más en la vida me vuelve a dar ansiedad. Lo que pasa es que cuando aparecen sé que hay algo que está pasando en mi vida que hace que aparezca esta sensación, no aparece de la forma que aparecía antes y no aparecen los ataques de pánico, pero si puedo ir hacer los ajustes que necesito en la vida o el descanso que tengo que tener para poder hacerme cargo de eso que pasa.

Lo otro que hago siempre tener practica yoga, respiración y de meditación diaria porque eso es lo que hace es que bien mis niveles de ansiedad no se disparen, así puedo mantener ese lugar que necesita el cuerpo para estar relajado y bajar ese estado de alerta.

Natalia Duque

No est√°s sola, ni eres el √ļnico

En el momento que me di cuenta que alguien m√°s pasaba por esto hab√≠a transcurrido mucho tiempo sola, parte de las cosas que aprend√≠ fue que me pude haber ahorrado mucha ansiedad y mucho sufrimiento si lo hubiera conversado con alguien m√°s, al haberle dicho a mis pap√°s y mi hermana o alguien que de pronto estaba pasando por esto, al haber buscado ayuda o buscado a alguien de confianza con qui√©n hablar, a qui√©n decirle: ‚Äú mira esto me da mucha pena, tengo mucha verg√ľenza pero necesito hablarlo.‚ÄĚ

Y quiero invitarte a que no est√©s solo, definitivamente en ning√ļn momento pienses que eres el √ļnico que le pasan este tipo de cosas; hablar, conversar y sacarlo nos vuelve un poco m√°s un tema cotidiano en el que nos podemos dar cuenta que a otros tambi√©n nos pasa y cuando eso pasa esto, quita un mont√≥n de peso porque no somos como foco de atenci√≥n, sino que podemos repartir la ansiedad entre los dem√°s.

¬ŅQu√© hacer en una Crisis de Ansiedad?

Por mi experiencia con las crisis de ansiedad te quiero contar los 5 pasos que us√≥ en los momentos en que se presenta y con los cuales acompa√Ī√≥ las personas a hacerse cargo cada vez que aparece una crisis o un ataque de ansiedad.

1. El primer paso: No hagas nada. Es importante aceptar que en ese momento estás pasando por una crisis a veces el pelear con eso que nos está sucediendo hace que la ansiedad se aumente, simplemente paras si te das cuenta que estás en una crisis de ansiedad y realmente esos síntomas físicos hacen parte de algo que estás creando a través de tu mente, podemos ir hacia los siguientes pasos para que no vaya a desencadenarse en algo mucho más grande.

2. En segundo lugar: cuando te das cuenta que en ese momento est√°s teniendo una crisis de ansiedad o est√°s pasando por un ataque de p√°nico empieza a mirar un poco a tu alrededor, identifica cu√°les son los hechos sobre eso que est√° pasando en este momento que est√° haciendo que est√©s en este estado de alerta y si lo que est√° pasando a tu alrededor hace que tengas que huir, hacer alg√ļn llamado o realmente tengas que hacer algo.

Pero si realmente todo est√° bien, est√°s en un momento seguro o te encuentras en un espacio donde no est√° pasando nada tan horrible, lo m√°s importante es que empieces a hacer conciencia del aqu√≠ y del ahora, de eso que est√° pasando que activa tus sentidos a trav√©s de decir: ¬ŅEn qu√© lugar esto?, ¬ŅEstoy con familiares?, ¬ŅEstoy con amigos o estoy solo? realmente habita ese espacio donde t√ļ puedas decir esos pensamientos de peligro son reales o no son reales, ¬ŅQu√© puedo hacer?.

3. Lo tercero es dejar de pelear con la ansiedad: dejar de sentir que tienes que acabar con ellos ya mismo y es la invitaci√≥n hacia el lugar de la paciencia. La paciencia es una emoci√≥n que baja un poco m√°s esa respuesta y que baja las palpitaciones del coraz√≥n cuando estamos en esos momentos en el que va a mil y si traes emociones a tu cuerpo y a tu pensamiento que habiten en un espacio donde t√ļ puedas bajar un poco m√°s fluctuaciones de la mente y palpitaciones, as√≠ sea un poco, eso empieza a generar otra respuesta a nivel f√≠sico en tu cuerpo.

4. El cuarto paso es: la invitación a hacer una respiración consciente, seguramente en ese momento no sabemos ni cómo respirar porque he pasado por ahí y siento que definitivamente me ahogo, con mi experiencia estaría gritando diciendo me estoy ahogando porque si me estuviera ahogando realmente no podría ni hablar, pero la sensación es horrible y el aire como que me pasa. Entonces como tenemos el cuerpo tan tensionado una crisis de pánico o un estado de mucha ansiedad lo que debemos hacer es por lo menos tratar de relajar nuestro estómago, cuando relajamos la parte baja empezamos a notar que el aire entra de forma un poco más forzada.

La invitación es a que cierre sus ojos y encuentres ese espacio donde va a expandir muchísimo el vientre bajo al inhalar, llevas todo el aire lo más abajo que puedas y trata de exhalar lo más lento que puedas para llevar toda tu atención hacia la respiración y cuando llevamos el espacio de la respiración lo que hacemos de una es bajar mucho este movimiento mental que nos hace creer que estamos en peligro y llevamos todo la atención más bien hacia el movimiento energético que aparece en nuestro cuerpo cuando llevamos toda la respiración y aparece a nivel de prana o energía vital.

5. Como quinto paso: siempre le digo a las que trabajo que en ese momento distraigan su mente, sea con la canción que les encanta, se pongan a leer un libro que les gusta, se empiecen a ver una película o algo que haga que tu cuerpo se disponga a estar en otra emoción y si puedes una emoción que sea alegre, que sea de calma y tierna, si te gustan los mantras canta uno, si te gusta practicar yoga has unos saludos al sol, hagamos algo que a través de tu cuerpo puedes llevarlo a una inmersión y una experiencia donde habites una emoción que te permite relajarte un poco más.

Todos nacemos con unos dones

En mi caso empec√© la vida sido una ni√Īa que le me encanta el arte, me gustaba pintar, cantar y bailar, pero poco a poco me fui dando cuenta que ten√≠a que bailar de cierta forma, pintar de cierta forma, cantar de otra manera y eso empez√≥ a hacer que yo le empezara a dar otro lugar a mis dones. Los empec√© a dar con un poquito m√°s disminuidos, los empec√© a ver como chiquitos y adem√°s a medida que uno crece se da cuenta que la vida tiene que ser seria, se debe cumplir con ciertas tareas, tenemos que ser productivos y todo eso hizo que mi vida se centrara mucho m√°s en esas cosas que realmente eran serias.

Entonces mis dones se fueron hacia el lugar de los hobbies y los dejé como para los ratos libres de hecho, cuando lo hacía no le daba el valor que tenían y eso nos pasa muchas veces a todos. Hay aspectos de nuestra personalidad que empezamos a dejar a un lado, por ejemplo, siempre creía que ser muy tierna era un espacio de debilidad, las personas que son demasiado alegres a veces piensan que si son tan alegres se van hacia la trivialidad y tiene que ver con las cosas que llegan de afuera, pero no realmente con eso que nosotros creemos de nosotros mismos.

¬ŅC√≥mo hacerse cargo de la ansiedad?

Algo que a mí me pasó y que me sirvió mucho para hacerme cargo de mi ansiedad fue empezar a darle luz a mis dones, tal cual como nacieron desde la luz haciéndolos luminosos, me empecé a dar cuenta que cuando cantaba generaba ciertos tintes de ansiedad en mi cantar porque no me salía el vozarrón de otras personas y porque no estaba alcanzado todas las notas a las que debería llegar. Cuando me di cuenta que yo podía cantar desde un lugar que simplemente me conectará a mí, empecé a darme cuenta como ese don que para mí era cantar se convertía en un espacio de sanación y así fue como empecé a conectarme nuevamente con mis dones.

También me di cuenta que la ternura podía ponerla al servicio de los demás a través de ayudarles, estar para el otro y poder abrazarlo, y que una sonrisa podía cambiarle la vida a alguien en un día donde no estaba pasándola muy bien. Al conectarme me di cuenta que estaba dejando mucho mi vida en manos de los demás porque lo que estaba creyendo que eran mis dones, se convirtieron en cosas que había esforzado en mí para tener y lograr ciertas convenciones a nivel social, cumplir con notas y ciertas cosas que me iban a dar estatus, pero no le estaba dando el valor realmente a las cosas que eran importantes para mí.

Conéctate con tus dones

La invitaci√≥n es que empieces a mirar qu√© es lo que realmente te conecta, eso que te hace feliz; si eso que t√ļ haces, dices que dicha lo quiero hacer todo el tiempo y lo podr√≠a hacer para toda la vida. Esos espacios son los que te ayudan a conectar, si te das cuenta cuando aparecen tus dones se te olvida la ansiedad, se te olvidan los pensamientos malos, se te olvida el estado de alerta y es porque entras a habitar el aqu√≠ y al ahora. Es otra de las formas en las que practico con las personas habitar el aqu√≠ y el ahora, es comenzar a hacer cosas que te puedas poner en el cuerpo y que te conecten con tu ser.

¬ŅC√≥mo recuperar tu ni√Īo interior?

Lo encontr√© despu√©s de habitar mucho tiempo en mi ansiedad parte de las cosas que me pasaban cuando estaba ansiosa era que el mundo se me volv√≠a chiquitico, no pod√≠a mirar a ning√ļn lado entraba como en un tubito y ese tubito hac√≠a que para m√≠ todo alrededor fuera peligroso, nada por a bonito y el mundo era inhabitable. Entonces poco a poco fui aprendiendo que si empezaba a ver el mundo desde un lugar fant√°stico como lo ve√≠a cuando peque√Īita, si volv√≠a a enamorarme de ver el cielo, los √°rboles, respirar y cruzar miradas con alguien m√°s iba a poder recuperar ese asombro de la vida donde pod√≠a volver a aprender de nuevo.

Parte de las cosas que me pasaba era que sent√≠a que no haya posibilidad de volver a aprender de las peque√Īas cosas de la vida empezaron a ponerse a las chispas de luz que hicieron que ese ni√Īo interior de esa ni√Īa volviera a aparecer, me volviera a enamorado del juego, disfrutar de bailar, cantar y ciertas cosas que para m√≠ hab√≠an perdido relevancia porque mi vida se ha convertido en algo muy serio, en algo que ten√≠a que cumplir en tareas, notas y se me olvido que en vida se puede jugar.

Volver a disfrutar de los peque√Īos detalles

Pero en la manera en que pude volver a asombrarme, tambi√©n me pudo volver a conectar con la gratitud, el dar gracias por las peque√Īas cosas de la vida. Esas cosas que empec√© a hacer y que te quiero compartir tienen que ver con activar todos nuestros sentidos: disfrutar de bailar, cantar y sentir bocado cada comida.

Así volví a disfrutar mucho la sensación que tiene todo lo que nos comemos en la boca, empecé a disfrutar del estar con los otros, bailar y estar realmente presente, disfrutar de todas nuestras emociones y sentir que nos dicen las emociones que pronto nos gustan mucho y las que si nos gustan tratar de siempre habitarlas a través del juego. Tratar de tomarnos la vida no tan en serio, saber que todo puede ser un poco más liviano y recordar que al final siempre en la vida ha tenido una solución, al final nada dura por siempre y también acordarme que al final siempre he encontrado las soluciones para todo y eso me ha ayudado a dejar tanto este estado de alerta en la vida, bajando mis niveles de estrés para que ya la ansiedad no aparezca y saber qué hacer en los momentos que está presente.

Natalia Duque

Conoce m√°s servicios de Coaching en Colombia