Saltar al contenido
🥇 EXPERTOS EN COACHING EN COLOMBIA🥇

Coaching Cognitivo

El Coaching Cognitivo Conductual nace a principios de los años 90, tratándose de un enfoque que hace uso e integra los conceptos teóricos y las estrategias aplicadas de la psicología cognitiva conductual, tales como: el comportamiento emotivo racional, el enfoque del problema centrado en las soluciones y la teoría del establecimiento de metas.

Tiene como objetivo, el ayudar a los clientes a superar los problemas prácticos, hacer frente a los bloqueos emocionales, psicológicos y de comportamiento para alcanzar un mejor desempeño y el logro de objetivos.

El papel del Coach Cognitivo

Un coach cognitivo no impone su posición al cliente. En vez de eso, él/ella le propone a su cliente el ser o tomar la identidad de coach o mediador, entre la realidad que lo rodea y el pensamiento de la persona.

De esa manera le facilita el camino a la persona para que por sí misma descubra qué quiere, qué estrategias desea seguir, cuáles son los medios de los que dispone, qué acciones va a querer realizar, quiénes son su red de soporte; es decir, quiénes van a apoyar y a quiénes va a beneficiar. Por lo tanto, el cliente sería el que dirige su desarrollo personal y comunitario.

El coach está presente durante todo el proceso estableciendo su posición como guía, en aspectos de tipo psicológico y espiritual.

Es importante tener en mente que las prácticas de coaching a las cuales se hace uso en la actualidad, consisten en la entrega de tareas y en el seguimiento de estas basándose en un modelo de autorregulación conductual.

¿Qué es la autorregulación?

Podemos definirla como el proceso a través del cual las personas controlan y dirigen sus acciones para alcanzar sus objetivos.

Por ello, los pasos principales para cumplir el proceso de autorregulación son:

  • Establecimiento de una meta.
  • Creación de un plan de acción.
  • Acción.
  • Monitoreo del rendimiento.
  • Evaluación del desempeño.
  • Modificación de las acciones, basándose en la evaluación que se hizo con anterioridad.

Debido a esto, la función del coach para cada una de las etapas es el de colaborar, facilitando así el proceso hacia el siguiente paso. Dentro del modelo de coaching cognitivo cambia esta función y pasa a ser un proceso en el cual el progreso del mismo, involucra tener que pasar a través de cinco etapas, en forma secuencial, no de forma lineal:

  • Pre-contemplación: El cliente o sujeto, no pretende realizar un cambio de su situación actual en un futuro predecible.
  • Contemplación: Las intenciones del sujeto se ven afectadas, mostrando una inclinación a cambiar su situación actual en un periodo de aproximadamente unos 180 días de la fecha presente en adelante.
    Comienzan a tener una mayor conciencia y conocimiento sobre los pros y los contras del hecho de cambiar.
  • Preparación: El sujeto muestra claras intenciones de iniciar el proceso de coaching cognitivo, en el próximo mes una vez generado un plan de acción.
  • Acción: El sujeto ha hecho cambios específicos y explícitos dentro de los últimos seis meses.
  • Mantenimiento: El sujeto está trabajando para evitar una recaída.

  • Dirección conductual, formación en charlas y conferencias.
  • Relaciones de asistencia: Acompañamiento.
  • Servicio a clientes.
  • Relaciones interpersonales:Grupos familiares, comunidades organizadas, entre otros.
  • Educación en escuelas y universidades.

Cada organización o establecimiento cumplen con ciertas pautas teóricas, como lo son determinar y definir sus objetivos, su visión y su misión. Básicamente ocurre lo mismo con el coaching cognitivo.

Por ello, podemos decir que la misión del coaching cognitivo es la de generar individuos auto dirigidos con la capacidad cognitiva predispuesta a la búsqueda de la excelencia, tanto de forma independiente hacia su persona, así como hacia a los miembros de su comunidad.

Coaching Cognitivo: sus beneficios

  • Favorece el establecimiento de metas para la vida y aprender a llegar a ellas.
  • Ayuda a superar los miedos, a través de concientizar las creencias y cambiando aquellas que puedan resultar ser limitantes.
  • Al potencial de cada persona se le puede sacar el máximo partido.
  • Posibilita la confianza en sí mismos y la autovaloración.
  • Aumenta la autoestima, y permite desarrollar habilidades, que hasta ese punto son desconocidas para la persona.
  • Enseña y ayuda a reflexionar.
  • Logra examinar diferentes puntos de vista antes de tener las diferentes alternativas de acción.
  • Impulsa a tomar las riendas de su vida con libertad y responsabilidad.
  • En esencia es una herramienta para mejorar y restablecer relaciones dañadas, ya que le permite al cliente aprender y aplicar una gran variedad de estrategias para dar feedbacks y realizar peticiones y reclamos.

Conoce más servicios de Coaching en Colombia