Saltar al contenido
🥇 EXPERTOS EN COACHING EN COLOMBIA🥇

¿Qué Causa Ataques de Pánico?


Hoy te quiero hablar sobre cómo la ansiedad, también se puede alimentar por nuestras enseñanzas a nivel cultural y como lo que hemos aprendido por nuestros padres o seguramente a veces por lo que nos dicen en la calle. Una de las cosas que me pasó y siempre hablo mucho desde mi experiencia porque desde ahí es que puedo servir a los demás hacerse cargo de su ansiedad, igual si quieres conocer de una experiencia puedes entrar aquí conocer mi historia.

¿Cómo evitar el sufrimiento?

Pero ahora te quiero hablar sobre el evitar el sufrimiento, creemos que por evitar el sufrimiento ya tenemos garantizado totalmente que podemos hacernos cargo de nuestra ansiedad y yo creo que eso va en el sufrimiento o en el permitirme esas emociones que de pronto a veces no son tan cómodas o que a veces decimos son malas, encontré toda la riqueza y todo el aprendizaje que necesitaba para entender quién era yo que quería en la vida y cómo hacerme cargo de lo que me estaba pasando con la ansiedad. Entonces había una frase que a veces nos dice no nos dicen “Siempre espera lo peor de lo que va a pasar para que al final no sufras tanto” y creo que es una frase que después entendí que me estaba trayendo un sufrimiento gigante y que lo que estaba haciendo era poner en mi presente muchísima tensión.

Siempre que algo pasaba o que teníamos algún paseo, siempre estaba medio alerta a ese momento en el que eso malísimo iba a pasar para entonces ya estar preparada y no sufrir tanto, pero se convierte como en un círculo vicioso porque al final habitando el presente siempre estamos pensando que el futuro no va a estar bien; eso a nivel de programación nos programa a que todo va a estar mal entonces hace que nuestras posibilidades en la vida se vuelva un poco más cortitas y se limiten, y también nos resta a veces el coraje y valentía para hacer las cosas que queremos. También alimenta mucho más la tensión de nuestro cuerpo, parte de la de las cosas que me pasaban con esos que yo no me permitía ciertas emociones como la rabia, porque si yo generaba la rabia va a generar un conflicto y ese conflicto me iba a generar sufrimiento.

Aprende a vivir tus emociones

Como vivir todas las emociones en la vida, fue un gran aprendizaje que llegó a mí a través de la práctica del coaching ontológico que tiene que ver con todo el estudio del ser y en la ontología miramos las emociones porque las emociones estamos totalmente inmersos los seres humanos, es imposible que nos alejemos de las emociones. Aquí aprendí que sufrir tenía que ver un poco más con cómo lo explicaba desde el aprendizaje, nosotros nos enseñaron a explicar estas emociones malas como es la tristeza, la rabia la frustración y el enojo siempre nos enseñaron como decir no las viva, bloquéelas, esas emociones no se pueden sentir.

Pero cuando yo me di cuenta que tras las emociones había unos aprendizajes divinos, que detrás de mi rabia yo estaba seguramente pudiendo identificar hasta dónde podían llegar bien límites, que sí y que no fue un lugar de aprendizaje maravilloso. Entonces cuando yo pude ver eso desde el aprendizaje mi estado de alerta empezó a bajar, deje de pensar que siempre lo peor iba a pasar porque sabía que si siempre pensaba que lo peor iba a pasar pues nunca iba a dejar de estar ansiosa y si siempre pensaba que a través de detrás de un conflicto iba haber un sufrimiento pues nunca le iba a ver el millón de posibilidades que apareció en el momento que deje de mostrar esas emociones que socialmente no son tan aprobadas.

Dichos populares

De ahí partió que pude tener relaciones mucho más sólidas, le pude dar mucho valor a los espacios donde yo decía que no y eso hace que además los espacios a las personas que yo diga que sí, también desde mucho más valor y poco a poco fui escuchando muchos más frases populares que alimentan todo el tiempo esto de no sufras, tienes que estar siempre feliz, tiene que estar todo divinamente y la vida siempre tiene que estar tranquila, pero lo que yo aprendí fue como para lograr esa tranquilidad permanente tenía también que escuchar todo lo demás que no necesariamente tenía que habitar desde el yo tener que reaccionar con rabia de pronto esa rabia venía a decirme ciertas cosas que yo podía decir desde la dignidad.

Me ayudó a traer firmeza, entendimiento de mi ser y eso fue ayudándome a bajar estos espacios donde yo me sentía todo el tiempo muy ansiosa y esto te lo cuento porque hace parte de esta historia de lo que ha pasado conmigo con la ansiedad y todo a seguir contando todo lo que me ha pasado porque creo que es importante que pongan mucha atención a tu alrededor y como simples cosas como dichos populares o cosas que nos han dicho nuestros padres, pueden ir lo alimentando sin darnos cuenta. Por eso es tan importante uno de los pasos que pongo en este vídeo para hacerte cargo de la ansiedad que tiene que ver con hacerte muy consciente todo el tiempo de lo que estaba pasando en el momento presente.

Natalia Duque

Conoce más servicios de Coaching en Colombia